¿DESEAS DECORAR TU CASA AL ESTILO VINTAGE?

Encuentra los cuadros de que más te gusten para tu hogar…
Todos
Cuadrados
Horizontales
Verticales
DAYS OF SUMMER
Desde 245,90 €
SEE YOU SOON
Desde 245,90 €
AUTUMN
Desde 242,90 €
33rd STREET
Desde 242,90 €
IN THE SILENCE
Desde 235,90 €
BLUE OCEAN
Desde 245,90 €
SOME NICE MEMORIES
Desde 245,90 €
SOMEWHERE
Desde 234,90 €
DREAMING WITH OTHER WAYS
Desde 231,90 €
ON MY WAY
Desde 242,90 €
gastos de envio
1978 (4)
devolución
Los cliente de Hello Lila valoran nuestros cuadros...

(9.40/10)

PERO... ¿QUÉ ES EL DISEÑO DE ESTILO VINTAGE?

¿Qué es el estilo vintage?

Seguro que últimamente has oído más de una vez el término “vintage”. La verdad es que esta palabra parece haberse incorporado a nuestras vidas de manera sutil pero definitiva, calificando desde la decoración de una casa hasta un pantalón o una fotografía. Lo vintage ha conseguido conquistar los corazones de todos aquellos que sienten fascinación por épocas pasadas. Se trata, en definitiva, de una palabra con la que se hace referencia a lo antiguo, siempre y cuando haya sido cuidado y mantenga un valor estético determinado.

¿Cómo reconocer el estilo vintage?

La decoración vintage puede resultar un poco rococó y sobrecargada para muchas personas. Sin embargo, si sabes cómo seleccionar los muebles y los complementos adecuados tu casa puede convertirse en un lugar mágico, en donde el tiempo parecerá haberse detenido. Para que un mueble o artículo de decoración sea considerado vintage necesita mantenerse en su forma original (es decir, que no haya sido ni reparado ni modificado) y que haya sido fabricado antes de la década de los noventa. En muchas ocasiones, los objetos vintages mejor valorados son aquellos que fueron creados entre los años veinte y los años setenta, aunque es posible encontrar piezas de otras épocas realmente bellas y codiciadas. Igualmente, hay que saber diferenciar entre lo vintage y lo retro. En el primer caso, como ya hemos señalado, estamos ante creaciones que no han sido alteradas y que se mantienen tan cual fueron concebidas. En el segundo caso, se trata de algo fabricado en la actualidad pero que imita el estilo antiguo.

¿Dónde adquirir muebles de estilo vintage?

Actualmente existen numerosos mercadillos y espacios abiertos en los que es posible adquirir muebles y artículos de decoración de estilo vintage. Algunos de los más famosos a nivel europeo están en Londres: Portobello Street, Old Spitalfields o Brick Lane son ejemplos de lugares imperdibles para los amantes de lo antiguo. Sin embargo, en España también es posible encontrar mercadillos que venden cosas interesantes. Barcelona y Madrid son las ciudades más emblemáticas a este respecto, con mercados como Demanoenmano o el Mercadillo Vintage. No obstante, no tienes por qué preocuparte, pues en casi cualquier tienda de segunda mano tendrán un buen catálogo de artículos a la venta con los que podrás decorar tu casa siguiendo esta tendencia. Las webs especializadas son otro buen recurso tanto para mobiliario como para decoración, pues te permiten adquirir casi cualquier producto sin importar cuál sea tu residencia. La variedad más grande que puedas imaginar está a tu alcance a solo un click.
Casas de estilo Nórdico - 550x415
Cocina de estilo escandinavo - 550x415
Cuadros - Estilo Nórdico - Salas y habitaciones

¿Cómo decorar una casa con estilo vintage?

Una vez has seleccionado y adquirido tus muebles vintage, llega el momento de distribuirlos por las habitaciones. Realmente, todas las partes de una casa pueden ser decoradas con este estilo, desde el salón hasta el cuarto de baño. Eso sí, es importante saber que algunas piezas son realmente delicadas, por lo que no conviene que estén en contacto con el agua o con elementos corrosivos. Los tonos empleados suelen ser pasteles, blancos o maderas, con la pintura ligeramente desgastada por el paso del tiempo. Se trata de objetos que guardan esa sensación de añejo mezclado con grandes dosis de elegancia. Paralelamente, es muy recomendable apoyarse en lámparas, cuadros y otros accesorios para terminar de crear el ambiente deseado. El cuero y el metal ligeramente oxidado son dos materiales básicos para cualquier habitación vintage. Así, el cuero puede estar presente en los sofás, los cojines, etc.; mientras que el metal puede ser la mejor opción para el marco de un cuadro vintage, la estructura de una mesa o incluso para un mueble auxiliar.

¿Cómo escoger cuadros vintage?

La variedad de cuadros vintage que encontrarás en el mercado es enorme. Como ya hemos dicho, en esta ocasión es tan importante el lienzo como el enmarque que le demos, pues no sólo permitirá destacar la imagen sobre la pared sino que de esta forma se contribuye a crear una sensación de antigüedad bastante elegante y sofisticada. Dentro del catálogo de cuadros vintages encontrarás muchas fotografías en blanco y negro, con escenas cotidianas de la vida de las personas: alguien comprando el pan, una pareja de novios besándose, niños en un parque… También es recurrente el uso de paisajes. París es una de las ciudades que más se repite en este estilo, con su torre Eiffel de fondo y su romanticismo intrínseco. Otro grupo que entra dentro de los cuadros vintage es el de los mapamundis. Mapas cartográficos, con anotaciones hechas a mano y dibujos casi ilegibles pueden ser una buena solución para decorar un salón o un cuarto de estudios. Por último, para la cocina o el cuarto de baño puede optarse por una buena selección de anuncios de los años 40 o 50, ya sea de alimentos o de artículos de belleza, respectivamente. De esta forma, se consigue crear un espacio bastante temático con una visión constante del pasado.

Consejos básicos sobre el estilo vintage

Las piezas vintage pueden combinarse con otros estilos para dar un toque más ecléctico y juvenil. Al final, estamos ante objetos que han sabido sobrevivir al paso del tiempo y que, por consiguiente, han tenido que confluir con nuevas tendencias y adaptarse a las nuevas modas. El Art Decó y la decoración rústica son sugerencias con las que lo vintage combina perfectamente. Sea cual sea la opción que escojas, intenta mantener una estabilidad cromática que no rompa la dinámica de la habitación. Muebles, sofás, accesorios, cuadros… deben mantenerse dentro del mismo tono, aunque presentando ligeras variantes. Otra idea es cambiar la pintura de la pared por un papel estampado, con detalles florales o con geométricos. Además, si te gustan las manualidades, no dudes en lanzarte a la piscina para restaurar muebles antiguos o para crear tus propios objetos decorativos. Posavasos, cubiertas de libros o fundas par cojines pueden fabricarse a partir de periódicos viejos o ropas que ya no usas.

Ahora ya no tendrás excusa para no sacar del trastero esos objetos que heredaste de tus padres o de tus abuelos. Con el estilo vintage conseguirás crear ambientes de película, realmente únicos, en los que podrás combinar tendencias más modernas con otras de los años cuarenta o cincuenta. La versatilidad de lo vintage, así como su atemporalidad, son características que lo convierten en uno de los estilos más aclamados de los últimos años.

Otros estilos que te podrían interesar...