¿DESEAS DECORAR TU CASA AL ESTILO MINIMALISTA?

Dale un toque minimalista a tu hogar con los cuadros de Hello Lila…

Todos
Cuadrados
Horizontales
Verticales
DAYS OF SUMMER
Desde 245,90 €
SEE YOU SOON
Desde 245,90 €
AUTUMN
Desde 242,90 €
33rd STREET
Desde 242,90 €
IN THE SILENCE
Desde 235,90 €
BLUE OCEAN
Desde 245,90 €
SOME NICE MEMORIES
Desde 245,90 €
SOMEWHERE
Desde 234,90 €
DREAMING WITH OTHER WAYS
Desde 231,90 €
ON MY WAY
Desde 242,90 €
gastos de envio
1978 (4)
devolución
Los cliente de Hello Lila valoran nuestros cuadros...

(9.40/10)

PERO... ¿QUÉ ES EL DISEÑO MINIMALISTA?

¿En qué se basa el minimalismo?

La Real Academia Española ofrece una definición bastante certera del minimalismo, estableciendo que se trata de una corriente artística en la cual predominan los colores puros, el lenguaje sencillo, los tejidos naturales, las formas geométricas básicas, etc. Es, en definitiva, un movimiento que busca reducir la belleza a su mínima expresión y que considera que no es necesario recargar con artificios ni florituras ninguna creación para que ésta sea maravillosa. Es el arte por el arte, disfrutar con el simple hecho de ser o estar, sin más pretensiones.

Basándose en este principio, los artistas minimalistas elaboran obras simples pero de gran fuerza visual, en donde el mensaje se transmite directamente al receptor en su forma más pura. En realidad, muchos consideran que en el minimalismo no hay ningún mensaje que transmitir y que es la emoción pura lo que llega al receptor. Para expresar un sentimiento no hace falta nada más que la intención, que es lo que finalmente queda plasmado en la obra artística en cuestión.

Donald Judd, a través de su libro “Objetos específicos”, consiguió definir muy bien la esencia del minimalismo, el cual busca ofrecer experiencias perceptuales sobre el público y no ópticas, tal y como hacían otros movimientos de la época como el pop art, más recargado y rimbombante.

¿Qué características tiene el minimalismo?

El minimalismo se extendió rápidamente hacia varias disciplinas artísticas, las cuales pronto definieron su propia esencia y crearon una forma particular de entender el arte. Sin embargo, existen ciertos puntos en común en el movimiento minimalista como la austeridad, la búsqueda de una abstracción total por parte del receptor del mensaje, una economía en el lenguaje usado y en los medios empleados, el apego a la máxima sencillez, la precisión en los acabados, el orden, etc.

Es con estas características que el minimalismo consigue definirse, darse forma y, en definitiva, distinguirse de otros movimientos. Ya se trate de un cuadro, de un texto literario o de la decoración de una casa, la doctrina minimalista puede ser fácilmente reconocible en los principios anteriormente enumerados. Incluso la música minimalista presenta estas condiciones, como repetición constante de frases musicales, énfasis en la armonía, etc.

¿Qué colores se usan en el minimalismo?

El minimalismo apuesta por colores neutros y puros. Además, muchos artistas intentaban rehuir de la mezcla de diferentes tonalidades, por lo que una parte importante de las obras de este movimiento son bastante monocromáticas. Blancos, negros, rojos o verdes, por ejemplo, son algunas de las apuestas más comunes. Al mismo tiempo, es posible ver obras en las que la creación de contrastes es el objetivo final.

Es por esto que las pinturas minimalistas suelen combinar muy bien con salones en donde el marrón o el beige son los colores principales, pues crea una sensación de contraste muy directa y visual. Igualmente, los cuadros minimalistas aportan serenidad y orden en un dormitorio, uno de los lugares de la casa en los que es más importante poder relajarse y descansar.

Baños Minimalistas - Decoración de interiores
Casas de decoración Minimalista
Habitaciones de estilo minimalista - Cuadros decorativos

¿Qué es el diseño minimalista?

El diseño minimalista es, sencillamente, todo lo que tiene que ver con el minimalismo y las artes plásticas o la arquitectura. Si ya hemos dicho que este movimiento puede aplicarse a las más diversas disciplinas, como la música o la escultura, aquí nos referimos a todo lo que tiene que ver con un papel y un lápiz. En arquitectura se aprecia una fuerte influencia del diseño japonés tradicional y sobresalen nombres como el de John Pawson, Tadao Ando o Hiroshi Nato, entre otros.

Lo cierto es que el diseño minimalista puede hacer referencia a una gran variedad de medios, desde la pintura hasta el diseño gráfico y, recientemente, al diseño web. Una vez más se hace necesario incidir en el hecho de que lo ideal es la claridad y la sencillez. Crear un diseño minimalista exige la utilización de poca textura, de escasos colores, de líneas básicas. La atención debe concentrarse en un punto, que será el que guíe y defina la obra.

¿Cómo lograr un diseño minimalista?

La mejor parte del diseño minimalista es que es tremendamente heterogéneo. Con esto queremos decir que hay cuadros en los que una imagen es el elemento rompedor, el que sirve para llamar la atención sobre el mensaje, mientras que en otros es una simple frase, colocada de la manera correcta, la que crea el efecto deseado. Esta versatilidad hace que lograr un buen diseño minimalista no sea muy complicado. En cualquier caso, lo primero que hay que decidir es si se va a optar por una decoración 100% minimalista o si sólo se quieren algunos elementos decorativos que representen al movimiento. En el primer caso, hay que decantarse por poco mobiliario y que éste tenga colores puros, a ser posible que creen contrastes. En el segundo caso, sólo hay que escoger alguna de las obras realizadas por artistas minimalistas como Brice Marden, Robert Mangold o Elsworth Kelly.

¿Qué es el diseño de interiores minimalista?

El movimiento minimalista también ha alcanzado a segmentos como el de la arquitectura y el interiorismo. En esta línea, el concepto continúa siendo básicamente el mismo (utilizar el menor número de elementos para expresar algo o, en este caso, para decorar), aunque se aprecian algunas peculiaridades. Cualquier salón, dormitorio, comedor o pared de una casa puede considerarse un “lienzo” potencial sobre el que desarrollar el minimalismo.

¿Qué aportan unos cuadros minimalistas?

Relajación, autocontrol, reflexión… son muchos los sustantivos que podrían formar parte de esta lista. Optar por decorar una casa con cuadros minimalistas es una idea que siempre da buen resultado, pues la sensación que transmiten al final de todo es la de equilibrio, la de estar en el lugar correcto en el momento exacto. Además, si no se desea apostar al 100% por el diseño minimalista, los cuadros de este estilo también pueden combinarse con otras tendencias, como una decoración moderna o vintage. El contraste creado entre la disposición y estética de los muebles y los cuadros minimalistas deriva en la creación de un espacio ecléctico, personalizado y único en el que la impronta de cada uno es fácilmente perceptible desde el primer momento.

Otros estilos que te podrían interesar...